París en 50mm (Leica Summilux)

DSC01701
Trocadéro, París. Leica Summilux 50mm f/1.4 + Sony A7

Esta vez un doble post, por un lado las imágenes de ejemplo de mi review del Leica Summilux y por otro lado mis reflexiones sobre estos últimos casi 4 meses desde mi migración definitiva desde el mundo de las réflex a las cámaras sin espejo.

He viajado con Bea a París por nuestro aniversario y aproveché para llevar mi nuevo juguete, el Lux y además un Dictron 2.8/35. El 35mm lo puse en la cámara una vez, saqué dos fotos y lo quité… Soy de 50mm pero además la apertura máxima del Dictron me parece demasiado lenta y esto lo hace poco interesante para mi.

Pensaba que el Lux sería aburrido, demasiado perfecto y sin carácter, sin embargo demostró ser todo lo contrario los desenfoques que produce son muy agradables, con un toque “pictórico”, como se vé en la primera foto de esta entrada. Aparte de esto tiene un excelente comportamiento a f/1.4 en cuanto a flare, contraste y resolución por lo que prácticamente lo usé siempre abierto a tope.

DSC01694
Bea. Campos Elíseos, detrás el arco del triunfo. @f/1.4

DSC01693
Bea. Campos Elíseos. @f/1.4

Una de las cámaras que más he usado (y sigo usando) en los últimos años ha sido la Pentax Spotmatic SPII, una reflex de carrete de los años 70 que tiene roto el fotómetro por lo que cuando salgo con ella lo hago con un fotómetro de mano y por supuesto la cámara es 100% manual en todo.
Esto para mi es un “cambio de chip” porque su uso es muy diferente al de la cámara digitál debido principalmente a las restricciones que te impone: No se puede cambiar de ISO y no puedes saber si la foto salió o no salió hasta que no la revelas. Por mencionar solo algunas de esas restricciones.

DSC01711
Almorzando en una braserie. @f/1.4. La transición entre lo que está en foco y lo que no es muy suave.

El caso es que esas restricciones no las siento en lo absoluto cuando salgo con la Spotmatic, es como si al ponerme esa cámara al hombro hiciera el cambio de chip y “asunto olvidado”, que restricciones? de que me hablas ? es una cámara de fotos y punto !
Pero lo cierto es que lo sienta o no en ese momento ese cambio de chip se refleja en los resultados. Menos fotos de prueba, encuadres más cuidados y un ratio de fotos (a mi entender) buenas mucho mayor en cuanto a contenido y en cuanto a lo técnico porque hasta me salen mejor expuestas en general, a pesar de que mido menos veces la luz. Es simplemente otra manera de hacer fotos para mi.

DSC01712
Centro Pompidou, lo más cerca que pude estar de Bresson porque las colas eran de 60 minutos.

DSC01715
Candados sobre Ponts des arts. Me pregunto si ese puente fue calculado para soportar el peso de todos esos candados.

Para mi ha sido algo así el cambiar de reflex a cámaras sin espejo (un cambio de chip), donde el 99.99% del tiempo la uso con un lente manual delante. Siento que los ritmos y el uso que hago de ella es distinto que en las reflex digitales. Y para mi sorpresa muchos de los hábitos de la Spotmatic los sigo teniendo aquí debido a que no uso zooms ni AF por lo que los tiempos para pensar y hacer una foto se parecen. Los encuadres casi siempre están ya pensados antes de disparar, de ahí que casi nunca recorto en digital.

DSC01705
La resolución a veces me parece excesiva. Esta foto estará a f/4.

DSC01726
Esperando el guiribus.

DSC01737
Trocadero, los últimos minutos de sol.

DSC01743
Macarons. Riquísimos ! Había cola hasta para comprarlos.

DSC01769
Sacre coeur. Mareas de gente por todos lados.

Este cambio de chip me ha costado, sobre todo porque implicaba deshacerme de una cámara con la me encontraba muy seguro en situaciones difíciles (poca luz, necesidad de AF y flash básicamente). El caso es que esas situaciones para empezar no eran muy comunes para mi y además no suelen tener ningún interés desde el punto de vista creativo-fotográfico. Me encontraba en la situación de dejar en casa siempre “mi mejor cámara” y salir con cámaras más pequeñas o sobre todo menos pesadas. Es decir, mantenía un sistema completo “por si acaso”.

No creo que exista el concepto de “mejor cámara” para nadie. Al menos para mi la mejor cámara es una cuestión de inspiración y ganas de hacer las fotos de una determinada manera según el día. Y en esto una parte importante también lo llevan los objetivos ya que después de todo los lentes que pongas definen mucho el estilo final de la imágen. En ese sentido la Sony A7 con su capacidad para aceptar casi cualquier objetivo fabricado y sobre todo respetar todo el carácter de ellos dado que es fotograma completo, me parece una maravilla.

DSC01763
Sombras en Sacre coeur. Gente mirando el paisaje.

DSC01857
Sombras en Trocadéro.

El hecho de que la cámara no sea una molestia en cuanto peso y en cuanto a lugar que ocupa hace que la tengas siempre contigo, lista para disparar y de manera mucho menos llamativa. En París además de parejas y de la Torre Eiffel hay cámaras, muchas cámaras. Cuando veía los pesados zooms y réflex digitales (más alguna mochila llena de objetivos seguramente) me aliviaba de no estar ya en esa situación.

DSC01733
Dos hombres en el puente.

DSC01851
Disfrutando del sol en Trocadéro. Un momento de esos en los cierras los ojos y disfrutas del un tiempo primaveral.

DSC01854
Pareja besándose.

La conclusión que saco es que esta cámara me permite disfrutar de leyendas como el Summilux, objetivo con el que hace una combinación perfecta en tamaño y peso. Se adapta muy bien a los ritmos a los que yo hago las fotos y sobre todo se deja llevar sin partirte la espalda :p

Luis.

Anuncios

6 thoughts on “París en 50mm (Leica Summilux)

  1. Pingback: Paris
  2. Hola de nuevo!
    Espero que hayáis disfrutado mucho de vuestra estancia en París. ¡Qué suerte habéis tenido de que hiciera tan buen tiempo! Cuando estuvimos nosotros el tiempo fue bastante irregular, más bien malo que bueno..
    Me han gustado mucho tus reflexiones fotográficas, en muchos puntos me siento hasta idenficado; pero las fotos.. tremendas!
    La calidad del leica ya ha quedado demostrada, los desenfoques a f1.4 y sin perder ni un ápice de nitidez en las partes enfocadas me ha dejado boquiabierto, sin duda le da un muy grande repaso al revuenon 1.2 que tengo por aquí. Genial a plena luz, magnífico casi en penumbra, a contraluz,.. quiero uno ya! Voy a empezar a investigar a ver si encuentro alguna gana (que lo dudo!).
    Por cierto, se nota que has ido inspirado, aparte de las buenas fotos de tu esposa, algunas de esas callejeras son TOP, desde Sombras en Sacre coeur en adelante, esas que has compartido me encantan, especialmente la de la pareja y el beso.. espectacular!.
    Un saludo!!

  3. Gracias Adri!
    Me alegro que te gusten, tuve que encontrar un balance entre “hacer fotos” y hacerle caso a mi mujer, despues de todo el viaje era romantico pero bueno, algo pude hacer! La fotografia callejera no es lo mio para nada. Se me hacia raro que no haya nadie posando en exclusiva para mi :p y la mayoria de las fotos son robados, la pareja del beso me gusto por la luz. Parejas besandose habia unas tres mil 🙂

    El Leica version plateada, que por ciero me gusta mas como queda que el negro, no se porque… anda por los 2200. Yo lo compre porque previamente vendi el buque insignia que tenia de Canon: El 70-200mm f/2.8L IS II, que sino vamos ni loco. Fue un paso duro de dar pero este viaje me demostro que fue la decision correcta!
    El revuenon no lo conozco pero seguro no tiene mucho que envidiarle a este no te creas, igual el Takumar, son estilos diferentes. Una alternativa distinta pero muy solida en lo tecnico es el C-Sonnar y nuevo cuesta la mitad que el Lux !!
    saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s